Tipos de suelos

Suelos porcelánicos

Es una de las opciones más demandadas en las reformas actuales.

Las estancias que más usan este tipo de suelos son la cocina, el baño o la terraza; y es que, entre otras ventajas, se trata de pavimentos fáciles de limpiar y bastante resistentes a los cambios de temperatura.

Hay que destacar que los pavimentos cerámicos cuentan con una infinita gama de acabados, incluso los que imitan la piedra o la madera.
Image

Suelos laminados

Los suelos laminados son suelos en capas fabricados tomando como base un panel de fibra de alta densidad encolado y compactado de manera impermeable. Todos los suelos laminados se componen de cuatro capas:

1. Una capa superior transparente resistente al desgaste
2. Una capa de diseño
3. Un panel de núcleo de HDF resistente a la humedad
4. Una capa equilibrante

Image